Hipotecas mixtas: ¿son una buena opción?

hipotecas mixtas

Una gran mayoría de las hipotecas que se solicitan en España son de tipo fijo, pero en los últimos años las hipotecas mixtas han ganado más protagonismo. Una tipología que mezcla la tasa fija y variable, lo que puede ser una ventaja para los solicitantes. Debido a la subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) y del índice Euribor, las hipotecas fijas y variables se han encarecido en el último tiempo. Frente a estos aumentos, una hipoteca tipo mixto se presenta como una alternativa más rentable.

¿Qué es una hipoteca mixta?

Entre las distintas hipotecas que se ofrecen en España, la hipoteca mixta es una de las menos conocidas, pero que sin duda vale la pena considerar al solicitar un préstamo para comprar una vivienda.

Una de las diferencias entre hipoteca fija y variable es el interés, pero en una hipoteca mixta se integran ambos tipos de interés para ofrecer mayor flexibilidad.

Se utiliza un tipo fijo durante los primeros años y un tipo variable en el resto del plazo de amortización.


¿Cómo funciona una hipoteca mixta?

Al igual que las fijas o variables, las hipotecas mixtas ofrecen financiación hasta un 80% para adquirir una propiedad (o 95% en ciertos casos), con una amortización aproximada de 30 a 40 años.

  1. La principal diferencia de una hipoteca tipo mixto es que durante los primeros años se paga una cuota con una tasa de interés fijo, y luego se pasa al interés variable. El plazo de tipo fijo depende de las condiciones del banco y de la negociación de cada cliente, pero suele ser de 5 a 20 años.
  2. Otra de las diferencias con las hipotecas fijas y variables es que al contratar estas hipotecas, las entidades suelen incluir productos bonificadores que bajan el nivel de tu cuota.

También es importante saber que es posible cambiar a hipoteca mixta si tienes una hipoteca fija con altísimos intereses o las cuotas de tu hipoteca variable se han disparado por el Euribor.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una hipoteca mixta?

Para definir qué hipoteca es mejor (fija, variable o mixta) es importante conocer bien sus características, ventajas y desventajas. A continuación definimos cuáles son las principales ventajas y desventajas de las hipotecas mixtas.

Ventajas de la hipoteca mixta

Una alternativa cada vez más elegida, las hipotecas mixtas ofrecen la seguridad de una hipoteca fija, pero también la apuesta a un Euribor estable en un futuro. Entre las principales ventajas de las hipotecas mixtas destacamos:

  • Interés inicial más bajo que las hipotecas fijas puras.
  • Estabilidad en los primeros años.
  • Existe la posibilidad de elegir el plazo del interés fijo.
  • Suele generar menos intereses que las hipotecas variables puras.

Ya lo hemos mencionado anteriormente: una hipoteca tipo mixto cuenta con tasas de interés inicial más bajas que una hipoteca fija pura. Y esto garantiza estabilidad y ahorro de dinero en los primeros años de amortización.

Por otro lado, en muchas entidades es posible elegir el plazo de tipo fijo, lo que permite una mejor planificación financiera, que suele ser de 5 a 20 años.

Otra de las grandes ventajas de la hipoteca tipo mixto es que es posible que se apliquen tasas de interés más bajas en el tramo variable. Este interés depende del Euribor, que aunque ha tenido una tendencia alcista en los últimos años, parece que va a estabilizarse en el largo plazo.

Desventajas de la hipoteca mixta

Y por supuesto, una hipoteca tipo mixto es una alternativa que también tiene algunas desventajas, entre las que podemos mencionar:

  • Siempre se debe comenzar con el tipo fijo de interés.
  • No garantiza estabilidad en todo el plazo de devolución.
  • Funciona mejor en plazos de amortización más bajos.

Entre una hipoteca mixta o fija, la última ofrece más seguridad y estabilidad. Y aunque se ahorre dinero con una hipoteca mixta, si el tramo variable es muy largo la hipoteca quedará muy expuesta a las fluctuaciones del Euribor.

Si el Euríbor sube, las cuotas subirán y pueden ser más altas que una hipoteca variable pura. Por este motivo, se suelen recomendar las hipotecas mixtas para plazos de amortización bajos o si planeas devolver el préstamo de forma anticipada.

3 claves para elegir la mejor hipoteca mixta

Con un Euribor inestable y unas tasas de interés en las hipotecas fijas cada vez más altas, las hipotecas tipo mixta son una alternativa cada vez más viable para los españoles.

Si ya tienes claro que las hipotecas mixtas son lo que necesitas, a continuación te contamos cuáles son las características que debes mirar para elegir entre las mejores hipotecas mixtas del mercado.

1. Interés fijo: plazo y tasa

Lo primero que debes mirar al contratar una hipoteca mixta es la tasa de interés fija. Este es el interés que se mantiene constante durante el primer plazo de la hipoteca mixta. En general, las hipotecas mixtas cuentan con un tipo de interés más bajo, y se recomienda negociar como máximo un 3% de interés fijo para estos préstamos.

También es importante negociar un plazo de interés inicial que sea adecuado para tu realidad económica, pero también teniendo en cuenta los factores externos como el Euribor. Este plazo suele ser de 5 a 15 años, aunque algunas entidades permiten llegar a 20 años.

Contratar una hipoteca mixta a 5 años de tipo fijo es ideal si el Euribor se dispara a corto plazo, para que pueda bajar y estabilizarse a mediano plazo. Por otro lado, si el índice se mantiene alto y se piensa que bajará de forma drástica en el futuro, lo mejor sería negociar una hipoteca mixta a 10 años a tipo fijo.


2. Analiza el tipo variable con el Euribor

Otra de las variantes de una hipoteca mixta es** la tasa de interés variable**, que está ligada a un índice de referencia: el Euribor. Esto quiere decir que si este índice sube, el interés de las hipotecas mixtas aumenta.

En la hipoteca tipo mixto, lo recomendable es buscar un tipo variable inferior a Euribor + 0,75%, que es el que suelen ofrecer las entidades bancarias en estos préstamos. Pero esta tasa de interés será rentable si el Euribor baja, para quedarse debajo del 3% de interés ideal del tramo fijo.

3. Define tu plazo de devolución

Una hipoteca es un producto financiero que se devuelve hasta en 40 años, pero una hipoteca mixta funciona mejor en plazos menores a 25 años. Esto permite evitar las fluctuaciones del Euribor a muy largo plazo, pero da tiempo a que el índice se estabilice mientras te encuentras en el tramo de interés fijo.

¿Qué hipoteca es mejor: fija, variable o mixta?

Actualmente hay una gran subida en el precio de las viviendas y de las tasas de interés en hipotecas fijas, por lo que muchas personas optan por una hipoteca mixta o variable para conseguir mejores condiciones.

En las hipotecas mixtas encontramos las ventajas de los tipos fijos y variables. Por un lado, la hipoteca mixta o fija comparten la seguridad de las cuotas estables, pero con una tasa de interés más competitiva en las mixtas.

Y por el otro lado, las hipotecas mixtas permiten jugar con la fluctuación del Euribor. Con estas hipotecas se apuesta a su baja, lo que permite reducir las cuotas y tasas de interés en la segunda parte de la amortización.

¿Cuándo convienen las hipotecas mixtas?

Como cualquier otro préstamo, las hipotecas mixtas tienen sus ventajas y desventajas. Pero sin duda son productos financieros muy beneficiosos en ciertas situaciones, que te detallamos aquí:

1. Para protegerte del Euríbor

Al comparar una hipoteca mixta o variable, sin duda la primera ofrece mayor protección del Euribor. Los primeros años pagarás una cuota fija, y podrás aprovechar este tiempo para que el Euribor baje.

2. Cuando no consigues una buena hipoteca fija

Una hipoteca mixta puede ser una gran alternativa si no encuentras hipotecas fijas puras con tasas de interés convenientes. Las de tipo mixto cuentan con un interés inicial más bajo, y al menos por unos años podrás disfrutar de cuotas más bajas.

3. Si tienes una buena previsión de ahorro en el futuro

Lo habitual es que las cuotas aumenten al pasar al tipo de interés variable, por lo que necesitarás más dinero en el futuro. Pero con una hipoteca mixta puedes disfrutar de cuotas más bajas al inicio, permitiéndote ahorrar dinero y mejorar tu situación financiera.

4. Al elegir un plazo de amortización corto

En el caso de que tu plan sea amortizar la deuda anticipadamente, las hipotecas mixtas pueden ser una gran opción. Ya que disfrutarás de las cuotas más bajas los primeros años, y al llegar al tramo variable podrás protegerte ante las subidas del Euribor.

Calcula tu seguro de vida para hipoteca

Paso 1> Paso 2>Tu precio

Fecha de Nacimiento

Capital de cobertura

Aconsejamos 8 veces tu salario anual

¿Qué quieres proteger?

¿Por qué hacemos esta pregunta?

Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta