Regla del 72: Una ayuda para ahorrar dinero

Regla del 72

¿Has oído alguna vez sobre la regla del 72? En el mundo de las finanzas, se trata de un método sencillo con el que se puede calcular el tiempo que una persona tardaría en duplicar su capital a una rentabilidad determinada. A priori puede parecer complejo, pero en este artículo te explicaremos cómo funciona para que te des cuenta de lo sencilla y útil que es.

¿Qué es la regla del 72?

Se trata de una fórmula que sirve para calcular el tiempo que un inversor va a tardar en duplicar el capital invertido, dada una rentabilidad. Es importante mencionar que, aunque este método para ahorrar dinero funciona de forma bastante exacta, no es científico, pues en el mundo real las rentabilidades no suelen ser fijas y hay parámetros que esta regla no contempla.

A pesar de esto, los resultados que da esta regla son bastante precisos y a la hora de ahorrar resulta muy útil.

Origen de este método

Ahora que ya la conoces, te preguntarás de dónde sale esta popular fórmula. Pues bien, aunque pueda parecer algo moderno, la regla del 72 data del 1494, año en el que Luca Pacioli publicó el libro “Summa de Arithmetica”. Se trata del primer manual de contabilidad y finanzas de la historia y es precisamente en esta obra es donde se menciona, por primera vez, la fórmula de la que te estamos hablando.

¿Cómo funciona la regla del 72?

La regla del 72 se basa en el interés compuesto, siendo una consideración muy importante que hay que tener en cuenta a la hora de utilizarla. ¿Qué quiere decir esto? Pues que esta fórmula asume que todos los dividendos obtenidos, en caso de que los haya, son reinvertidos. Gracias al interés compuesto, tiene lugar el popular efecto “bola de nieve” que hará que, cuantos más fondos tengas, más crezcan.

La fórmula para calcular la regla del 72 es la siguiente:

Tiempo = 72 / Rentabilidad


Como ves, es muy sencilla. Aún así, un ejemplo real te ayudará a terminar de entenderla:

Supongamos un inversor que deposita su capital en un fondo con un 10% de rentabilidad anual. Si aplicamos la fórmula:

Tiempo = 72 / 10% anual = 7,2 años

El inversor tardará 7,2 años en duplicar su capital a una rentabilidad del 10% anual, independientemente del capital que posea.

Pros y contras de utilizar este método de ahorro

Como todo en esta vida, la regla del 72, aunque bastante práctica, no es perfecta. Utilizarla para el crecimiento económico tiene muchas ventajas, pero también desventajas. En este apartado te mostramos los puntos fuertes y débiles de ella.

Ventajas:

  • Es muy simple. No hay que ser un experto en finanzas para utilizarla para ahorrar dinero. De ahí que su uso esté tan extendido.
  • Rápida de calcular. Se trata de una fórmula con 3 términos y dos variables. Conociendo la rentabilidad de tus inversiones, tardarás unos segundos en saber cuánto tiempo tardarás en duplicar tu dinero.
  • Sirve para cualquier tipo de inversión. Siempre y cuando inviertas en algo que te de una rentabilidad fija y constante en el tiempo, la regla del 72 te servirá para calcular el tiempo que tardarás en doblar tu dinero.
  • Funcional. También sirve para calcular la rentabilidad que necesitas para duplicar tu economía en un tiempo determinado. Para las personas que quieren conseguir una cantidad determinada de dinero para algo concreto y con fecha, como dar la entrada para una comprar una casa o pagar una boda, esta regla puede ser muy útil, pues te dirá la rentabilidad que tienes que buscar para tus inversiones si quieres alcanzar tu objetivo a tiempo.

Desventajas:

  • Las rentabilidades no suelen ser fijas. Existen muchos tipos de inversiones y, en la mayoría de ellas, las rentabilidades no son fijas, sino que cambian con el tiempo. Esto es algo que la regla del 72 no contempla. Para poder utilizarla, es necesario que las rentabilidades sean constantes.
  • No tiene en cuenta la inflación. Es cierto que esta fórmula es precisa a la hora de calcular el tiempo que tardarás en duplicar tu inversión, pero, como consecuencia de la inflación, parámetro que esta regla no tiene en cuenta, el valor del dinero ahorrado no será el mismo en el futuro. No es lo mismo que hayas duplicado tu dinero, a que tu dinero valga el doble de lo que valía al principio de la inversión.
  • No tiene en cuenta los impuestos. Cualquier tipo de inversión está sujeta a pagar impuestos, otro aspecto que no contempla este método. Los impuestos reducen considerablemente los beneficios generados por cualquier inversión, por lo que, en la realidad, el tiempo necesario para duplicar una inversión, obtenido al usar la fórmula, no es preciso, pues no tiene en cuenta el porcentaje que, cada año, Hacienda se llevará de lo que has generado.

Como has visto a lo largo de este artículo, la regla del 72 es útil pero no es del todo precisa. Las finanzas no son algo exacto que una fórmula tan simple pueda recoger, pero sí que puede ser una buena forma de estimar el tiempo que puedes tardar en duplicar tus fondos invertidos.

Lo más importante, antes de invertir tu dinero, por muchas reglas que conozcas, es que te informes previamente de lo que vas a hacer. Así pues, se trata de una fórmula muy práctica, pero hay que usarla con cautela y teniendo en cuenta sus limitaciones.

Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta