Cómo se actualizan las bases de cotización para la jubilación

cómo se actualizan las bases de cotización para la jubilación

La jubilación supone una etapa crucial en la vida de cualquier persona. En lo que a ello respecta, es esencial entender conceptos como la base reguladora de la jubilación, la base de cotización o cómo se actualizan las bases de cotización para la jubilación en nuestro país. En concreto, gracias a estas actualizaciones, se asegura que los trabajadores perciban una pensión justa y acorde a los estándares económicos de la actualidad. Te invitamos a descubrir los detalles.

¿Qué es la base de cotización?

La base de cotización corresponde a la remuneración mensual bruta de un trabajador (es decir, el sueldo bruto), incluyendo las horas extra realizadas, así como las pagas extraordinarias prorrateadas. En esta no se incluyen las dietas y otros conceptos, como pueden ser los gastos de transporte.

Cada año, la Seguridad Social establece unos topes máximos y mínimos para las bases de cotización en las diferentes categorías profesionales. Sobre ellas, al aplicarles unos tipos de cotización, se calculan las cotizaciones sociales.

Cabe destacar que las bases de cotización difieren según el régimen en el que esté encuadrado el trabajador. Puede ser el régimen general, el del trabajador del mar, régimen de autónomos, sistema especial de trabajadores agrarios o el de empleados de hogar.

Importancia de la actualización de las bases de cotización para la jubilación

Si nos paramos a comparar el poder adquisitivo de la actualidad con el que tenían nuestros padres o abuelos hace 30 años, veremos cómo ha cambiado el contexto económico. Sí, los salarios han subido, pero también se ha disparado el coste de la vida.

Por eso, para poder compensar los desajustes habidos entre las bases de cotización registradas al inicio de una vida laboral y las existentes al final de la misma, la normativa encargada de calcular la base reguladora, cuenta con un mecanismo concreto.

De esta manera, según determina la Seguridad Social, en los 24 meses anteriores al mes previo de la jubilación, las bases de cotización se toman teniendo en cuenta su valor nominal. No obstante, el resto de bases de cotización se actualizarán según cómo haya variado el Índice de Precios al Consumo (el IPC) desde el mes al que correspondan, y hasta dos años previos a la jubilación.

Qué es la base reguladora de una pensión

La base reguladora de una pensión es un baremo referencial empleado por la Seguridad Social con el fin de calcular la cuantía final de la pensión.

Esta base reguladora tiene en cuenta las bases de cotización de las personas trabajadoras durante los años previos a su jubilación. Una vez conocida la base reguladora, la cantidad total de la pensión será un porcentaje de esta.


Es importante destacar que, aunque la base reguladora sea un concepto empleado para calcular todo tipo de pensiones, la fórmula para calcularlas será diferente en cada caso. En esta ocasión, nos centraremos en la base reguladora de la pensión por jubilación.

¿Cuál es la base reguladora de una pensión?

Tal como establece la Seguridad Social, desde el año 2022, la base reguladora de la pensión contributiva de jubilación será el cociente resultante de la división por 350 de las bases de cotización de la persona interesada durante los 300 meses inmediatamente anteriores al mes previo de la jubilación.

En caso de acceder a la pensión desde una situación de alta o asimilada, sin obligatoriedad de cotizar, el periodo para determinar la base reguladora no puede retrotraerse al momento en que cesó la obligación de cotizar.

Por último, para las personas a las que les sea de aplicación la legislación anterior al 1 de enero de 2013, por aplicación de la Disposición Transitoria Cuarta de la Ley General de Seguridad Social, la base reguladora será el cociente de dividir por 210 las bases de cotización, durante los 180 meses anteriores (de forma inmediata) al mes previo al de la jubilación.

Calcular base reguladora de jubilación

Como se ha mencionado, desde 2022, calcular la base reguladora de jubilación se hace dividiendo por 350 las bases de cotización del beneficiario durante los 300 meses (o sea, 25 años) inmediatamente previos al mes anterior al de la jubilación.

Esta fórmula de cálculo es la base general de la que se parte, pero hay circunstancias en las que no procede.

Por ello, la sede electrónica Seguridad Social pone en manos de los usuarios una herramienta online para el auto cálculo de su base reguladora. Además, para poder tener acceso a ella, no se requiere identificación previa.

Para su uso, simplemente habrá que contar con algunos datos, como son:

  • Nombre y apellidos de la persona interesada.
  • Fecha de jubilación.
  • Ley bajo la que opta a efectuar el cálculo.
  • Bases de cotización pasadas o futuras.

Cuando se haya introducido esta información, el programa determinará cuál es el periodo de cálculo. También hará la comprobación para que las bases de cotización no excedan la cuantía máxima ni mínima y calculará la base reguladora de la pensión de forma aproximada.

Eso sí, es importante tener en cuenta que el resultado se basa en los datos introducidos y no en función de la base de datos oficial de la Seguridad Social. Por ello, lo arrojado es meramente informativo y no supone derechos ni obligaciones.

INE: actualizar bases de cotización

El INE (Instituto Nacional de Estadística) es la entidad que se encarga de recopilar, analizar y publicar estadísticas sobre diversos aspectos de la sociedad de España. Eso incluye datos económicos.

Uno de los indicadores más importantes que el INE recoge y hace público es el índice de Precios al Consumo o IPC.


El IPC es la medida estadística que refleja la variación temporal del nivel de precios de un conjunto de bienes y servicios representativos del consumo habitual de la población. Este índice es empleado para medir la inflación, por ejemplo.

Pero, ¿qué relación hay entre el INE, el IPC y actualizar las bases de cotización?

Pues bien, a la hora de calcular una pensión, las bases de cotización de los** 24 meses inmediatamente previos al mes anterior al de la jubilación**, se toman teniendo en cuenta su valor nominal. Es decir, tal y como fueron declaradas.

No obstante, el resto de bases de cotización se actualizarán de acuerdo con la evolución del IPC. Eso significa que para las bases de cotización que no están incluidas en los dos últimos años, se realizará un ajuste según cómo haya cambiado el coste de vida, reflejado en el IPC. Esto se hará desde el mes al que corresponde dicha base, hasta el mes previo al comienzo del periodo de 24 meses anteriores a la jubilación.

De esta manera, las cotizaciones reflejan el aumento generalizado de precios en la sociedad.

Cómo se actualizan las bases de cotización para la jubilación

Como se ha mencionado, el principal mecanismo de actualización de las bases de cotización para la jubilación son los índices de revalorización, como el IPC. Esta medida es crucial para poder preservar el poder adquisitivo de las pensiones de jubilación, así como el resto de pensiones.

Sin embargo, en ocasiones se pueden tener en cuenta otras medidas para actualizar dichas bases de cotización para las pensiones, tales como:

  • Reformas legislativas.
  • Negociaciones entre el Gobierno y agentes sociales, como sindicatos.

Solicitud de cambio de las bases de cotización

La Seguridad Social da la posibilidad a los trabajadores, tanto por cuenta propia como autónomos, de cambiar su base de cotización hasta seis veces al año. Teniendo efecto en las siguientes fechas:

  • La solicitud formulada entre el 1 de enero y el último día natural de febrero tendrá efecto el 1 de marzo.
  • Cuando la solicitud se formula entre el 1 de marzo y el 30 de abril, tendrá efecto a partir del 1 de mayo.
  • Solicitudes realizadas entre el 1 de mayo y el 30 de junio, se harán efectivas el 1 de julio. Las solicitudes realizadas entre el 1 de julio y el 31 de agosto serán efectivas a partir del 1 de septiembre.
  • En solicitudes formuladas entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre, la efectividad contará a partir del 1 de noviembre.
  • Si la solicitud se ejecuta entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre, será efectiva a partir del 1 de enero del siguiente año.

Para ejecutar la solicitud del cambio de las bases de cotización se puede acceder a través del servicio de Base de cotización y rendimientos disponible en el Portal de la Tesorería General de la Seguridad Social, o en el Sistema RED, en caso de disponer de un autorizado RED.

Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta