¿Pueden negar la indemnización del seguro por IPA?

pueden negarme la indemnizacion por ipa del seguro de vida

Cuando se contrata un seguro de vida, se cubre de forma básica la garantía de fallecimiento, es decir, que siempre quedará cubierto este suceso. Protegiendo económicamente a nuestros familiares si esto ocurre. Sin embargo, existen garantías adicionales que se pueden contratar, como es la Incapacidad Permanente Absoluta del asegurado.

Si se da este tipo de situación tras un siniestro y se tiene el seguro contratado, la aseguradora solicitará determinados documentos, para cerciorarse de que todo está en orden. ¿Es posible que te nieguen el cobro del capital asegurado?

¿Qué se entiende por Incapacidad Permanente Absoluta?

La incapacidad permanente absoluta hace referencia a la imposibilidad de una persona para llevar a cabo cualquier tipo de trabajo remunerado. Esta condición puede ser el resultado de una enfermedad grave, un accidente catastrófico o cualquier otra circunstancia.

La diferencia con la total, es que esta segunda, no te permite seguir trabajando en tu oficio actual, pero podrás ejercer otras profesiones. Esto es importante cuando vas a reclamar la indemnización del seguro. Puesto que si tienes contratada una de las dos, no te cubrirá la otra. Para ello es necesario que la Seguridad Social te otorgue el grado correspondiente.

Documentos que piden las aseguradoras para cobrar la IPA

Para cobrar la indemnización contratada con la compañía de seguros Incapacidad Permanente Absoluta (IPA) de un seguro de vida, las aseguradoras pueden requerir una serie de documentos. Estos pueden variar según la compañía de seguros y las condiciones específicas de la póliza. Pero por lo general, para la reclamación del capital se solicitan:

  • Formulario de reclamación: Específico de la aseguradora, que el beneficiario, en este caso el propio asegurado, debe completar con información detallada sobre la IPA.
  • Certificado de incapacidad permanente Absoluta: Informe médico oficial que confirme la condición de IPA emitido por el médico o la institución de salud correspondiente. Debe contener detalles sobre la naturaleza y la severidad de la incapacidad.
  • Historial médico y pruebas diagnósticas: Informes médicos detallados que respalden y justifiquen la condición de IPA. Esto puede incluir resultados de pruebas médicas, informes de especialistas, tratamientos recibidos y cualquier documentación relacionada con el diagnóstico.
  • Documentación de la Seguridad Social: Resolución emitida por la Seguridad Social que certifique la condición de IPA.
  • Identificación del asegurado: Quién está presentando la reclamación, como una copia del DNI, pasaporte u otro documento válido.
  • Póliza de seguro: Una copia de la póliza de seguro de vida en la que se incluyan los términos y condiciones de la cobertura que se reclama.
  • Autorización: Puede requerirse la autorización que otorgue el permiso a la aseguradora para acceder a información médica pertinente.

Es importante revisar cuáles son los requisitos específicos que te solicita la compañía de seguros o preguntarles directamente. También es aconsejable pedir ayuda a expertos para proceder a la reclamación.

Mantener una comunicación clara y completa con la aseguradora puede facilitar el proceso y evitar posibles retrasos en el cobro de la indemnización.


Problemas para el cobro del seguro de vida por IPA

A pesar de tener una póliza que cubre la incapacidad permanente absoluta, existen circunstancias en las que la aseguradora podría negar la indemnización. Cuando contratas un seguro de vida, tenga o no la cobertura de invalidez, se te realizará un cuestionario de salud para saber tu situación. Es importante contestar de forma sincera. Si no lo haces, la aseguradora te negará el pago del dinero contratado.

Además, según lo indicado en la Ley del Contrato del Seguro, estaría completamente justificado, pues esto se considera dolo, es decir fraude.


Además de esto, existen otros motivos por los cuales una aseguradora podría negar el pago de la indemnización que se pactó a la hora del contrato.

1. No cumplir con los requisitos de la póliza:

  • Información incompleta: Si al momento de contratar el seguro se proporcionó información inexacta o se omitió algún detalle relevante sobre el estado de salud, la aseguradora podría negar el pago de la indemnización.
  • No cumplir con los plazos y procedimientos establecidos: Si no se entrega la documentación específica o no se respetar plazos determinados para la reclamación.
  • Que la IPA haya sido producida por una de las exclusiones de la póliza para esta garantía.

2. Discrepancias en la evaluación médica:

  • Opiniones médicas divergentes: Si los informes médicos presentan discrepancias sobre el grado de incapacidad, la aseguradora podría utilizar esta situación para cuestionar la validez de la reclamación.
  • Falta de evidencia médica suficiente: La falta de documentación médica adecuada que respalde la Incapacidad Permanente Absoluta.
  • Cuando la resolución de la Seguridad Social indica que la incapacidad es revisable, es posible que la aseguradora retenga o niegue temporalmente la indemnización por IPA. Esto se debe a que una condición revisable, la institución pública encargada del sistema de seguridad social considera que la incapacidad del asegurado puede evolucionar (tanto mejorar como empeorar).

La revisión puede ocurrir a intervalos específicos o cuando existen cambios significativos en la situación médica del asegurado.

Las pólizas de seguro de vida pueden variar en sus términos y condiciones con respecto a la condición revisable de la IPA. En algunas aseguradoras se determina la necesidad de una resolución final.


¿Qué medidas se pueden tomar para prevenir la negación de la indemnización?

  1. Revisar detalladamente la póliza de seguro: Conocer a fondo los términos y condiciones para comprender los requisitos y procedimientos necesarios para presentar la reclamación por IPA.
  2. Proporcionar información precisa y completa: Es fundamental brindar toda la información de forma sincera y completa sobre el estado de salud.
  3. Cumplir con los plazos y procedimientos: Respetar los tiempos y seguir los procedimientos indicados por la aseguradora al presentar una reclamación es crucial para evitar posibles negaciones de indemnización. Recuerda que debes tener la póliza activa (habiendo realizado los pagos de la prima).
  4. Mantener los informes actualizados: Conserva informes médicos y cualquier otra documentación que respalde tu condición de incapacidad permanente absoluta.
  5. Obtener asesoramiento legal: En caso de disputa con la aseguradora, buscar asesoramiento legal, puede ser fundamenta.

¿Qué hacer cuando una aseguradora no quiere pagar?

En primer lugar, cuando una aseguradora te niega el pago de la indemnización contratada en tu póliza de vida, debes seguir unos pasos concretos para resolver el problema.

  1. Entender bien los motivos de la negativa por parte de la aseguradora: Solicita a la aseguradora una explicación detallada sobre por qué se rechaza la reclamación. Es fundamental comprender los motivos específicos detrás de la negativa para poder abordar adecuadamente la situación.
  2. Revisar la póliza de seguro: Analiza minuciosamente los términos y condiciones de la póliza. Asegúrate de que la situación de IPA esté contemplada dentro de los parámetros establecidos en el contrato.
  3. Presentar documentación adicional: Proporciona cualquier documentación médica adicional que respalde la incapacidad permanente absoluta. Obtén opiniones médicas o informes adicionales que refuercen tu reclamación.
  4. Comunicación por escrito: Envía una carta formal a la aseguradora detallando tu reclamación, adjuntando toda la documentación relevante y solicitando una reconsideración de la negativa.
  5. Contactar a un asesor legal: Si los intentos de comunicación directa con la aseguradora no resuelven el problema, considera buscar asesoramiento legal. Un abogado especializado en reclamaciones seguros puede asistirte en el proceso y brindarte orientación sobre tus derechos y las acciones a seguir.
  6. Presentar una queja oficial: Si consideras que la aseguradora está actuando de manera injusta, puedes presentar una queja ante las autoridades reguladoras de seguros. Estos organismos suelen supervisar las prácticas de las aseguradoras y pueden intervenir en casos de disputa.
  7. Persistencia y seguimiento: Mantén un registro detallado de todas las interacciones con la aseguradora, incluyendo fechas, nombres de los representantes con los que hablaste y detalles de las conversaciones. Realiza un seguimiento periódico de tu reclamación para demostrar tu compromiso y persistencia en la resolución del problema.
  8. Considerar opciones legales adicionales: En última instancia, si todas las vías anteriores no tienen éxito, podrías considerar iniciar acciones legales formales contra la aseguradora. Un abogado especializado en litigios de seguros puede ayudarte a determinar si tienes un caso sólido y representarte en un proceso legal.

En resumen, enfrentar una negativa de pago por parte de una aseguradora puede ser desafiante, pero es crucial actuar de manera metódica y documentada. La comprensión de tus derechos, la presentación de documentación respaldatoria y la búsqueda de asesoramiento legal pueden ser pasos fundamentales para lograr una resolución favorable en caso de disputa con la aseguradora.

Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta