¿Debo comunicar a Hacienda que me he casado?

Debo comunicar a hacienda que me he casado

En España, la unión matrimonial cuenta con algunos beneficios y obligaciones fiscales que debes conocer. Una de estas obligaciones es declarar tu cambio de estado civil a Hacienda, ya que este influye en la declaración de la renta.

Dentro de este artículo responderemos a algunas de las preguntas más comunes sobre este tema: ¿Cómo influye el estado civil en la declaración de la renta? ¿Estar casado desgrava? ¿Cuáles son los beneficios fiscales del matrimonio? ¿Por qué debo comunicar a Hacienda que me he casado? ¡Sigue leyendo para saberlo todo!

El estado civil en Hacienda ¿por qué es importante actualizarlo?

Quizás no lo sabías, pero la situación familiar influye en el IRPF: tu estado civil, número de hijos y si tienes mayores a tu cargo permiten acceder a distintas deducciones fiscales sobre la base imponible de IRPF.

En la declaración de la renta es obligatorio incluir el estado civil y la situación familiar con fecha del 31 de diciembre del año anterior. Esto permite acceder a beneficios fiscales del matrimonio, como la posibilidad de realizar la declaración de renta de forma conjunta.

Al hacer un cambio de estado civil en Hacienda es importante saber que una unión matrimonial significa un cambio en tu situación fiscal. Y esto conlleva la adquisición de responsabilidad y derechos como pareja, que afectan tus obligaciones tributarias.

¿Cuándo se debe hacer el cambio de estado civil en Hacienda?

Para cambiar estos datos en Hacienda tienes un plazo de 3 meses desde la celebración del matrimonio, según la normativa vigente. Es importante recordar que comunicar a Hacienda que te has casado es una obligación, y si no lo cumples puedes recibir sanciones o multas por incumplir tus obligaciones tributarias.

¿Cómo sabe Hacienda mi estado civil?

Aunque es una obligación comunicar a Hacienda que te has casado, no es necesario hacerlo directamente o con un trámite específico. Lo importante es actualizar tu estado civil en los registros de la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria), algo que puede hacerse de distintas formas.

En la declaración de la renta se debe incluir el estado civil del año anterior a la presentación, que puede ser: soltero, casado, divorciado o viudo. Para Hacienda, una pareja de hecho no se equipara a una unión matrimonial en este supuesto.

Hay varias formas de declarar tu nuevo estado civil en Hacienda, a continuación te contamos 3 situaciones posibles.

1. Declaración de renta conjunta

Una de las maneras en que Hacienda sabe si estás casado es cuando se presenta una declaración conjunta de la renta. Este es uno de los beneficios fiscales del matrimonio, ya que la declaración conjunta puede garantizar ciertas ventajas.

En la declaración de renta del primer año de matrimonio se debe comunicar el cambio de estado civil a Hacienda, tanto si se hace una declaración conjunta o individual. Pero en el caso de las declaraciones conjuntas, la Agencia Tributaria asume la unión matrimonial con esta presentación.

¿Cuándo es conveniente realizar una declaración conjunta?

  • Si uno de los cónyuges no trabaja.
  • Cuando un cónyuge obtiene rendimientos inferiores a 3.400 euros anuales.

La presentación de una declaración conjunta de la renta puede resultar en una menor carga impositiva y también una mayor deducción por descendientes, en el caso de que la pareja tenga hijos.

Sin embargo, es importante considerar que, aunque haya matrimonio, cada cónyuge puede seguir presentando su declaración de manera individual si así fuera conveniente.

2. Notificación a Hacienda desde el Registro Civil

Si te preguntas, “¿cómo sabe Hacienda mi estado civil?” esto es porque el Registro Civil y la AEAT se comunican.

Si declaras tu nuevo estado civil en el Registro Civil con el libro de familia, el Registro notificará a Hacienda y así te aseguras de que la información llegue de manera correcta a la Agencia Tributaria.


3. Presentación del Modelo 145

El <ahref="https://sede.agenciatributaria.gob.es/Sede/procedimientoini/G603.shtml" target="_blank">Modelo 145 es un documento que se utiliza para el cálculo de la retención del IRPF y allí constan nuestros datos laborales y personales. Con este modelo se calcula la retención que realiza una empresa sobre tu nómina, y que influye en la declaración anual de impuestos.

Sólo se debe rellenar por empleados en relación de dependencia, para que la empresa pueda calcular correctamente las retenciones. Pero también se debe presentar el Modelo 145 al cambiar de trabajo o si cambiamos de pagador (por ejemplo, en casos de baja pagadas por la Seguridad Social).

Al tener algún cambio personal, como una unión matrimonial, es necesario cambiar los datos en Hacienda con el Modelo 145 antes de que comience un nuevo año. Si no presentamos los cambios mediante este modelo o lo hacemos de forma incorrecta, es posible recibir una infracción tributaria.

No es responsabilidad de la empresa o el pagador conocer tu situación personal y requerir los cambios correspondientes en el Modelo 145. Es un documento que debes solicitar a la empresa y rellenar correctamente ante cualquier cambio personal o familiar (matrimonio, divorcios, nacimientos, entre otros).


¿Por qué es importante comunicar a Hacienda que me he casado?

Declarar cualquier cambio en el estado civil a Hacienda es una de las obligaciones fiscales que debemos cumplir. En el caso de las uniones matrimoniales, cambiar estos datos en Hacienda es una obligación, ya que afecta nuestra situación tributaria.

Deducciones y beneficios de matrimonios

En España la unión matrimonial conlleva distintas responsabilidades y derechos.

Lo primero que debes saber es que estar casado no desgrava de Hacienda, pero sí que puedes recibir distintas deducciones sobre la base imponible del IRPF.


  • Uno de los beneficios fiscales del matrimonio es la declaración conjunta de la renta, con la que es posible tener una menor carga impositiva. Como mencionamos anteriormente, la declaración conjunta es recomendable para recibir una deducción por cónyuge sin ingresos o cónyuges que reciben beneficios menores a 3.400 euros anuales.
  • También es posible recibir otras deducciones: por hijos dentro del matrimonio, si un cónyuge tiene un grado de discapacidad mayor al 33% o si uno de los cónyuges aporta dinero al plan de pensiones del otro.
  • Y además, la figura de la unión matrimonial protege a los cónyuges en caso de separaciones o decesos.
Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta