Seguro de vida en el extranjero: cómo funciona

seguro de vida en el extranjero

Cuando se decide viajar al extranjero, ya sea por trabajo, ocio o para establecerse allí, es fundamental considerar todos los tipos de protecciones que podrías necesitar ante cualquier eventualidad. Entre la amplia gama de pólizas que puedes necesitar está el seguro de vida en el extranjero Ahora bien, ¿proporciona la misma seguridad financiera en caso de que fallezcas mientras estás fuera de tu país de origen? Te damos la respuesta.

¿Me cubre el seguro de vida si muero en extranjero?

Si has adquirido un seguro de vida en España y te ves en la necesidad de viajar fuera del país, es probable que quieras saber si tu póliza seguirá siendo válida estando en el extranjero.

Lo cierto es que, al igual que conocemos las coberturas de nuestro seguro mientras estamos en el país de origen, es de gran importancia evaluar cuáles serán las condiciones de nuestra póliza en caso de que ocurra un siniestro estando fuera del país.

Por ello, la respuesta es que, generalmente, un seguro de vida es internacional. Esto significa que la cobertura que contratas al firmar tu póliza estará vigente, aunque el incidente causante de indemnización para los beneficiarios suceda en el extranjero.

Por supuesto, es imprescindible cumplir con todos los requisitos para contratar un seguro de vida, como pueden ser:

  • Tener residencia fiscal en España.
  • Si no se tiene residencia fiscal en España, el asegurado debe vivir en el país, al menos, durante 6 meses al año.
  • Responder a los cuestionarios y pruebas médicas que se soliciten.
  • Dar información veraz.
  • Entregar la documentación necesaria.
  • Determinar todas las condiciones, como el capital asegurado y la forma de pago de la prima.

De no ser así, no podrás contar con un seguro de vida y no tendrás sus garantías ni dentro ni fuera del país.

¿Puedo contratar un seguro de vida estando en el extranjero?

Cuando se vive un tiempo en el extranjero, es posible contratar un seguro de vida en España bajo ciertas condiciones:

  • Si el solicitante del seguro es una persona física con domicilio o residencia habitual en España. En este caso, incluso si la nacionalidad del solicitante es de otro Estado miembro del Espacio Económico Europeo, se puede negociar con la aseguradora la aplicación de la ley de su país de origen.
  • Cuando el solicitante del seguro de vida es una entidad jurídica y tiene su domicilio, administración o dirección, en territorio español.
  • En los casos en los que el contrato de seguro de vida de grupo se establece como resultado de un contrato de trabajo sujeto a la legislación española.

Cuándo no cubre el seguro de vida en el extranjero

La primera limitación viene directamente del proceso de contratación. Si no somos residentes en España, directamente no podremos adquirir un seguro de vida en este país, a menos que sea posible llegar a un acuerdo con la aseguradora.

Asimismo, podría suceder que en la póliza ponga explícitamente que el seguro de vida no tiene validez en el extranjero.

Además de esto, hay otras situaciones limitantes o exclusiones del seguro de vida. Estas tienen que venir detalladas en la póliza e implican que el seguro de vida no sea efectivo si se dan esas circunstancias, como pueden ser:

  • Enfermedades o accidentes existentes con anterioridad a la contratación del seguro.
  • Siniestros provocados bajo influencia del alcohol o el consumo de drogas.
  • Incidentes acaecidos por reacción/radiación nuclear o contaminación radiactiva.
  • Fallecimiento o incapacidad por percances que se den en estado de perturbación mental.
  • Siniestros como consecuencia de la voluntad intencionada del propio asegurado o el beneficiario.
  • Por ejercer profesiones consideradas de riesgo.
  • Fallecimiento en el extranjero durante un conflicto bélico.
  • Práctica de deportes de alto riesgo.

Estas exclusiones impiden que los beneficiarios del seguro de vida cobren la indemnización por fallecimiento del asegurado, tanto si este se da en territorio nacional como en el extranjero.

Seguro de vida en el extranjero: cobertura de repatriación

En caso de permanecer mucho tiempo fuera de tus fronteras de nacimiento, la cobertura de repatriación te puede resultar muy interesante contratar.

Esta cobertura garantiza el retorno al país de origen de forma anticipada a causa de algún imprevisto que provoque el fallecimiento o la incapacidad del asegurado. Si se diese el fallecimiento, se garantiza el retorno de los restos mortales al país de donde es el fallecido. Y en caso de incapacidad, se le cubrirían todos los gastos del traslado.

Además del seguro de vida, el seguro de decesos, los seguros de viajes, de accidentes o de salud son otros que suelen ofrecer esta cobertura. Sin embargo, existe una póliza específica para cubrir tal circunstancia: el seguro de repatriación.

De esta manera, la cobertura de repatriación no solo cubre el viaje de vuelta al país de origen de la persona asegurada, sino que también suele incluir:

  • El traslado desde el aeropuerto de su país al tanatorio u hospital.
  • Gestión de trámites relacionados con la repatriación.
  • El viaje de una persona acompañante del asegurado o sus restos mortales.

Seguros de vida para estudiantes en el extranjero

Como hemos visto en otros posts, los mejores seguros para estudiantes en el extranjero no son pocos. Además, ofrecen una amplia variedad de coberturas, entre ellas la de fallecimiento y de repatriación.

No obstante, los seguros de vida para estudiantes en el extranjero son muy beneficiosos, pues suelen brindar cobertura global, estando protegidos tanto en su país de origen como en el país de estudio.

En caso de que el estudiante sea menor de edad, recordemos que la Ley de Contrato de Seguro estipula que, entre los 14 y los 18 años se puede contratar un seguro de vida. Eso sí, siempre que no figure como tomador, sino un tercero, y que sus representantes legales den su consentimiento expreso.


En cualquiera de los casos, antes de contratar un seguro de vida internacional es importante comparar diferentes posibilidades y revisar detenidamente los términos y condiciones de la póliza. Así podrás asegurarte de obtener la cobertura adecuada para tus necesidades específicas, también fuera de tu país.

Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta