Cuándo puedo rescatar mi plan de pensiones

rescatar plan pensiones

Aunque en la jubilación, por ley, dispondremos de una pensión, para algunas personas la cuantía de la misma puede no ser la adecuada. Una de las opciones para optar a un extra económico, es el plan de pensiones.

Rescatar el plan de pensiones supone recuperar todo el capital aportado hasta la fecha, así como la rentabilidad que haya podido generar. Esto suele producirse, como es lógico, llegada la jubilación. Sin embargo, aunque esta sea la principal razón de este producto de ahorro, en nuestra legislación están recogidos otros supuestos y contingencias excepcionales en los que se puede rescatar de forma previa.

¿Qué es un plan de pensiones?

El plan de pensiones consiste en un producto de ahorro con carácter de previsión a largo plazo. Su objetivo es crear un colchón de ahorro del que será posible disponer en forma de rentas o de capital.

El plan de pensiones supone unas aportaciones puntuales o periódicas que realiza quien lo contrata. Esas aportaciones serán invertidas por los gestores que lleven el plan. Para ello, seguirán unos criterios de rentabilidad y riesgo que previamente hayan quedado detallados en la política de inversión del mismo.

Es así como el titular, cuando vaya a rescatar su plan de pensiones, obtendrá una cantidad económica en función de las aportaciones que haya efectuado, así como la posible rentabilidad obtenida.

Las cantidades que se aportan al año a un plan de pensiones se pueden desgravar en el IRPF. Con ello se reduce la base imponible y esto supone un ahorro fiscal.

Eso sí, la desgravación máxima anual será de 1.500 euros o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de las actividades económicas recaudadas en el ejercicio (la menor de estas cantidades).

Inversiones del plan de pensiones

Como se ha mencionado, con las aportaciones que el cliente haga en su plan de pensiones, los gestores realizan inversiones para sacar la máxima rentabilidad.

Dichas inversiones dependerán del tipo de plan que se contrate, pero las más habituales suelen ser:

  • Los planes de renta fija.
  • Planes de renta variable.
  • Los planes mixtos.
  • Planes garantizados.

Cómo rescatar un plan de pensiones

Una vez llegada la jubilación, bien sea a la edad correspondiente, de manera anticipada o diferida, el cliente podrá rescatar su plan de pensiones. Es decir, podrá acceder a las aportaciones que haya realizado a lo largo de la duración del plan, además de la rentabilidad que esto le haya generado.

Cuando se rescata un plan de pensiones, el capital obtenido ha de tributar en el IRPF como del rendimiento del trabajo.

Esto se da así con independencia de la contingencia que haya desencadenado el derecho al rescate. Por ejemplo, si se rescata debido al fallecimiento del titular, los herederos o beneficiarios tributarán en IRPF como rendimientos del trabajo y no en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Documentación para rescatar el plan de pensiones

La documentación principal a aportar para poder rescatar un plan de pensiones por jubilación será:
  • Documento de identidad vigente.
  • Formulario de rescate para el plan de pensiones. Este lo suele entregar el banco y habrá que cumplimentarlo, añadiendo la forma en la que se quiere percibir el dinero y en qué cuenta.
  • El justificante del I.N.S.S. o del Ministerio de Economía y Hacienda u otro Organismo competente, con fecha de resolución. Para amas de casa, personas que no hayan cotizado, con 65 años de edad y no tengan derecho a percibir pensión, se necesita un Informe de vida laboral que esté actualizado.
  • Un documento que acredite la titularidad de la cuenta corriente de abono.
  • La declaración de la situación familiar a efectos del IRPF, con el fin de que se pueda aplicar la retención correspondiente.

Opciones de rescate de mi plan de pensiones

Existe la posibilidad de rescatar el plan de pensiones en forma de renta, de capital o de forma mixta.

  • En forma de renta. Cuando optas por rescatar el plan de pensiones en forma de renta, se obtiene una cantidad de dinero periódica que dependerá del tiempo que hayas acordado para rescatar ese plan, así como el tipo de renta por el que hayas optado. Hay dos modalidades:
    • Renta financiera: la cantidad económica que recibas dependerá de la rentabilidad de las inversiones hechas por los gestores, manteniéndose mientras dure el saldo que exista en el plan.
    • Renta asegurada: pueden ser temporales o vitalicias. Con ellas siempre se adquiere la misma cantidad de dinero.
  • En forma de capital. Todo el dinero acumulado en el plan de pensiones se obtiene de una sola vez. Eso sí, los impuestos asociados se pagan también una sola vez, pero eso suele provocar un impacto fiscal más alto.
  • El rescate mixto. Con esta modalidad, se mezcla el rescatar el plan de pensiones en forma de renta y en forma de capital. Primero se obtendrá una cantidad de dinero pactada y, luego, una renta periódica que puede ser financiera o asegurada.

4 trucos para rescatar un plan de pensiones

Los expertos señalan algunos trucos para rescatar el plan de pensiones y, en algunos aspectos, ayudar a que pagues menos a Hacienda.

1. Escoge bien la modalidad del rescate

La modalidad escogida para rescatar el plan de pensiones va a influir notablemente en lo que pagues a Hacienda.

Como se ha mencionado, el dinero que se rescata del plan de pensiones tributa como rendimiento del trabajo dentro de la Declaración de la Renta. Por ello, aquel capital que se obtenga del plan durante un año, se sumará a la pensión pública que hayas recibido.

Cuando una persona decide rescatar el plan de pensiones en forma de capital, es decir, recuperar de golpe todo el dinero invertido en el momento de jubilarse, lo más probable es que tenga que pagar una importante cantidad de impuestos, teniendo en cuenta los tramos de IRPF actuales:

  • Ingresos hasta 12.450 euros: con un tipo del 19%.
  • Hasta 20.200 euros: 24%.
  • Hasta 35.200 euros: 30%.
  • Hasta 60.000 euros: 37%.
  • Hasta 300.000 euros: 45%.
  • A partir de 300.000 euros: 47%.
Por esta razón, si has acumulado una cantidad de dinero importante en el plan de pensiones, no es aconsejable rescatarla toda de golpe. En ese supuesto, puede interesarte más rescatar el plan de pensiones en forma de renta periódica. De esta manera, el dinero se obtiene de forma más progresiva y los impuestos anuales a pagar son menores que los que pagarías el año que rescatases todo de golpe.

2. No tengas prisa

Si llevas tiempo aportando capital en tu plan de pensiones, es normal que, llegada la jubilación, desees rescatar el dinero. Sin embargo, otro de los trucos para rescatar el plan de pensiones de forma eficiente es que no tengas prisa.

Lo mejor que puedes hacer es analizar la situación en la que te encuentres.

Si la pensión de la Seguridad Social que vas a cobrar es suficiente para ti o si cuentas con algún ingreso extra (por ejemplo, derivado de un alquiler), puedes plantearte que tu dinero siga invertido durante más tiempo. Con ello puedes beneficiarte de los mercados y obtener un capital mayor cuando rescates más adelante.

3. Analiza la rentabilidad del plan

Si quieres rescatar tu plan de pensiones para invertir en otro producto, lo ideal es que no solo te fijes en la tributación que te toque realizar, sino en la rentabilidad que te está dando el mismo en comparación con la que te vaya a dar el producto donde vayas a invertir.

También debes estudiar la tributación de ese nuevo producto.

4. Calcula bien la renta que quieras percibir

Si quieres rescatar el plan de pensiones en forma de renta, lo mejor es que hagas muy bien los cálculos y tengas claro qué cantidad deseas percibir de manera mensual o a lo largo del periodo escogido.

La razón es que es importante no traspasar la cuantía que te llevaría a tributar en otro tramo del IRPF, el cual tendrá un porcentaje impositivo superior.

¿Se puede rescatar el plan de pensiones antes de tiempo?

Sí, además de por jubilación, existen los llamados “supuestos excepcionales de liquidez” que permiten el rescate de un plan de pensiones anticipadamente.

  • Desempleo de larga duración. Para ello se debe responder a tres requisitos:
    • Encontrarse en situación legal de desempleo.
    • Que la persona desempleada no tenga derecho a la prestación contributiva por desempleo o que la haya agotado.
    • Encontrarse inscrito/a como demandante de empleo.
Si se es un trabajador autónomo, debe estar inscrito como demandante de empleo y haber agotado el derecho percibir la prestación.
  • ERE. Con las mismas condiciones que si estás desempleado.
  • Padecer una dependencia severa o gran dependencia y poder acreditarlo.
  • También se puede rescatar anticipadamente un plan de pensiones cuando se da una incapacidad laboral permanente (total, absoluta o gran invalidez).
  • Enfermedad grave. Debe ser acreditada. El estado de enfermedad grave lo puede padecer el titular, si cónyuge o ascendientes y descendientes de primer grado.
  • Por fallecimiento. Si el titular falleciese, los beneficiarios reciben el capital acumulado. Si no hay beneficiarios nombrados, el capital pasaría a los herederos.
  • A partir del 1 de enero de 2025, los titulares del plan de pensiones podrán rescatar su capital en cualquier momento una vez cumplan una antigüedad mínima de 10 años.

¿Te ha resultado útil esta información?

4.3/5

16 votos

Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta