Calculadora de hipoteca: ¿cómo funciona?

calculadora de hipoteca

¿Estás pensando en adquirir una vivienda? Embarcarse en ello no es nada fácil, pues el ahorro necesario, los tipos de interés, el euríbor o la cuota mensual son algunos de los factores que debes tener en cuenta a la hora de calcular tu hipoteca.

Pero no te preocupes, porque puedes recurrir a una calculadora de hipoteca para simular tu préstamo hipotecario. Y por ello, en este post te explicamos cómo hacer los cálculos y cómo utilizar nuestra calculadora hipotecaria.

¿Qué se necesita para calcular una hipoteca?

En primer lugar, para calcular tu préstamo hipotecario puedes hacer una serie de operaciones matemáticas sencillas. Pero lo cierto es que lo más recomendable es que utilices una calculadora para la hipoteca, pues te ofrecerá unos resultados más certeros.

Ahora bien, para calcular tu hipoteca es necesario que sepas:

  • Tus ingresos exactos.
  • Tus ahorros, que irán destinados a la entrada del inmueble y a gastos.
  • Tipos de interés, es decir, el precio que le pone el banco al dinero que presta.
  • En cuánto tiempo quieres devolver el préstamo hipotecario.

Una vez tengas claro todo esto, con la simulación hipotecaria a través de una calculadora podrás saber la cuota mensual que pagarás.

Fórmulas para hacer el cálculo de una hipoteca

Antes de saber cómo utilizar el simulador de hipotecas Life5, es necesario calcular tus ingresos y ahorros a partir de unas sencillas fórmulas. Además, ten en cuenta que los tipos de interés y el plazo de tiempo que escojas para pagar el préstamo hipotecario también influirán en ello.

Calcular ingresos para pagar la hipoteca

El Banco de España recomienda no destinar más del 35% de los ingresos que recibes mensualmente para pagar la cuota de la hipoteca y la de otros préstamos que puedas tener. De esta manera, te asegurarás tener una buena salud financiera ante cualquier imprevisto.

Dicho esto, para poder calcular tus ingresos es necesario que apliques la siguiente fórmula:

Cuota hipotecaria + importe otras deudas = ingresos x 0,35.


Calcular ahorros para la entrada de la hipoteca

Para calcular los ahorros que debes tener para comprar una vivienda, tienes que saber qué precio te puedes permitir pagar por un inmueble. Para ello hay que realizar la siguiente operación:

Ahorros x 10/3 = precio máximo de la vivienda


Una vez obtienes el resultado, toca pensar en el tema de la financiación. Y es que, la gran mayoría de los bancos suelen conceder una financiación de hasta el 80% para los préstamos hipotecarios. Aunque si eres menor de 35 años y cumples con algún requisito muy específico, pueden preconceder hipotecas de hasta el 90%.

El caso es que, si partimos del supuesto de que conceden una financiación del 80%, será necesario tener ahorrado un 30% del valor del inmueble, que irá destinado para pagar la entrada de la vivienda y los gastos e impuestos que se incluyen en la operación, obtendrás la cifra máxima que puedes pedirle al banco.

Y la fórmula que necesitas aplicar en este caso es:

Ahorros x 8/3 = cantidad máxima que se puede pedir al banco


Calcular intereses de una hipoteca

Los tipos de interés que aplica el banco cuando te presta dinero están compuestos por:

Diferencial, el porcentaje de intereses que establece el propio banco. Euríbor, que se tiene en cuenta para las cuotas de las hipotecas variables.

Por lo que, los tipos de interés variarán si se trata de una hipoteca fija o variable.

Así pues, en el caso de la hipoteca a tipo fijo, la cuota mensual a pagar siempre será la misma, pero para saber los intereses que se pagan debes realizar el siguiente cálculo:

Cantidad de dinero pendiente a pagar x el tipo de interés/12 meses del año


Para las hipotecas variables, el interés a pagar dependerá de cómo esté el euríbor en ese momento, por lo que la tasa de interés fluctuará en función de este indicador. Escoger a cuántos años devolver la hipoteca

Plantearse el límite de tiempo para devolver el préstamo hipotecario al banco es otro aspecto que debes tener más o menos claro desde un principio, pues influye en la cuota mensual a abonar cada mes y en los intereses totales que pagarás.

Hay muy pocos bancos que tienen como límite 40 años, pero lo más habitual es pagar la hipoteca en 30 años. Y si bien es cierto que a mayor plazo, menor cantidad de dinero habrá que pagar mensualmente, no significa que sea la opción más recomendable.

¿Por qué? Las principales razones son:

  • A mayor plazo de tiempo, más intereses se pagan.
  • A más tiempo, mayor incertidumbre económica tendrás. Es decir, que si amortizas la hipoteca en poco tiempo, tus finanzas no variarán mucho. Pero si pagas la hipoteca a 30 años, mayor riesgo hay de que surjan imprevistos que puedan afectar a tu economía.

Cómo calcular la hipoteca con la calculadora hipotecaria Life5

Gracias a la simulación de hipotecas a través de una calculadora, dicha operación es mucho más sencilla, además de que ofrece un resultado más exacto. Y es que, la calculadora de hipoteca Life5 se trata de una herramienta fácil e intuitiva a la hora de utilizar, pues tan solo tienes que seguir unos pocos pasos para calcular la cuota de tu hipoteca.

Los datos que debes introducir son:

  • Precio total de la vivienda.
  • Dinero ahorrado que tienes para pagar la entrada.
  • Dinero que pedirás prestado al banco, es decir, la hipoteca. En este paso se te restará, del precio total de la vivienda, el dinero de la entrada, obteniendo la cantidad de dinero de tu préstamo hipotecario.
  • Porcentaje del tipo de interés hipotecario, que lo puedes saber a través de los diferentes bancos.
  • Años en los que quieres devolver la hipoteca. Recuerda que la mayoría de bancos suelen poner como límite 30 años.

Una vez introducidos todos los datos mencionados, obtenemos la cuota mensual de la hipoteca.

Como ves, el simulador de hipoteca Life5 es una herramienta muy útil que te permitirá planear tu economía personal con mayor exactitud, además de hacer las pruebas que quieras de forma ilimitada.

Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta