5 formas de conseguir tu hipoteca sin ahorros

pedir una hipoteca sin ahorros

A la hora de solicitar una hipoteca hay ciertos requisitos que se deben cumplir para que te la concedan. Uno de los principales es contar con unos ahorros para dar como entrada de la vivienda. Pero, ¿existe la posibilidad de pedir una hipoteca sin ahorros? Si se dan unas circunstancias concretas, hay algunas entidades bancarias que ofrecen hipotecas al 100%. Te lo explicamos en este post.

¿Se puede pedir una hipoteca sin ahorros?

Como ya sabrás, por norma general los bancos exigen a los usuarios que vayan a pedir una hipoteca una cantidad de dinero, que realmente es parte del precio del inmueble, para cubrir lo que coloquialmente conocemos como "entrada".

Ahora bien, los tiempos cambian y la situación económica general también, por lo que hay un reducido número de bancos que pueden financiar hasta el 100% de una vivienda. Eso sí, hay que cumplir con ciertos requisitos.

Se han aprobado los avales ICO para facilitar el acceso a la compra de una primera vivienda a jóvenes, parejas y familias con menores de edad a su cargo.

Asegura tu hipoteca en Life5

Paso 1> Paso 2>Tu precio

Fecha de Nacimiento

Capital de cobertura

Aconsejamos 8 veces tu salario anual

¿Qué quieres proteger?

¿Por qué hacemos esta pregunta?

¿Por qué necesito tener dinero ahorrado para pedir una hipoteca?

Uno de los primeros requisitos que exigen los bancos para solicitar y que te concedan la hipoteca es tener dinero ahorrado. ¿Por qué? Pues porque generalmente los bancos no financian todo el coste de la vivienda a adquirir, sino que lo hacen hasta el 80% del valor de compraventa o de tasación.

Además, las entidades financieras tampoco costean los gastos asociados a la compra, como los servicios de notaría, honorarios de la gestoría, el Registro de la Propiedad o los impuestos.

Por ello, lo normal es que requieras tener ahorrado, como mínimo, un 20% del precio del inmueble para la parte que el banco no financia y a ser posible un 30%, ya que ese 10% restante te ayudará con el resto de gastos. Sin embargo, existe alguna posibilidad de pedir una hipoteca sin entrada.

¿Qué son las hipotecas sin entrada?

Las hipotecas sin entrada consisten en un producto financiero en el cual no será necesario contar con ahorros, puesto que el banco te otorgará el 100% del precio de la vivienda para su adquisición. Ahora bien, para poder optar a ella hay que cumplir con unos requisitos previos.

Sin embargo, es importante que siempre tengas en cuenta que, aunque el banco te financie del valor de la vivienda, hay otros gastos relacionados con una compraventa a los que tendrás que hacer frente. Por tanto, lo ideal es que siempre tengas algo de dinero ahorrado antes de aventurarte a adquirir una casa, además de calcular la hipoteca previamente para conocer la cuota mensual final que deberás ir abonando.

Así pues, existen diversas opciones para pedir una hipoteca sin ahorros, pero veamos primero cuáles son las ventajas y desventajas de este producto.

Ventajas y desventajas de una hipoteca sin entrada

A la hora de decantarte por una hipoteca sin ahorros, es decir, en la cual no tengas que abonar una entrada, las ventajas que puedes encontrar son:

  • No necesitas tener acumulado ese 20% del precio de la vivienda que no suele financiar el banco.
  • Eso implica que no es necesario un gran desembolso de dinero inicial, aunque insistimos en no olvidar los gastos que se derivan de la compraventa.
  • Por ello, si habías ahorrado dinero porque desconocías la posibilidad de solicitar una hipoteca sin ahorros, lo puedes emplear con más holgura en esos gastos o en otros, como la compra de muebles, reformas…
  • Este producto financiero facilita el acceso a una vivienda propia con mayor rapidez. Es especialmente relevante como hipoteca para jóvenes sin ahorros.

Por su parte, las hipotecas sin entrada también tienen una serie de desventajas:

  • Plazo de devolución e intereses más altos.
  • Aquellas hipotecas que cubren por encima del 80% de la compra tienen unas cuotas mayores que el resto, ya que la cantidad que hay que devolver es mayor.
  • A consecuencia de lo mencionado, existe un mayor riesgo de impago, lo que supondría pagar por los intereses de demora o acabar en situación de ejecución hipotecaria.

Si tras haber sopesado las ventajas y desventajas decides optar por una hipoteca sin ahorros, estas son algunas formas de conseguirla.

Cómo pedir una hipoteca sin ahorros

Aunque no sucede a menudo, hay bancos que financian más del 80% del precio de una vivienda, incluso llegando al 100%.

Hay varias formas de acceder esos productos financieros:

1. Comprar un piso del banco

Una de las fórmulas para conseguir una hipoteca sin ahorros es optar por una vivienda ofrecida por el banco, ya que muchos dan hipotecas para las mismas de hasta el 100%.

Muchos de esos inmuebles fueron embargados durante la gran crisis que sufrimos en 2008, así que las entidades tratan de darles salidas ofreciendo condiciones que lo pongan fácil. Por ejemplo, esta es buena opción como hipoteca para jóvenes sin ahorros.

No obstante, hay que tener en cuenta que no se trata de obras nuevas y puede que no estén en un estado demasiado óptimo. Por eso, es aconsejable visitar la casa varias veces antes de la compra y observarla bien para no llevarse sorpresas.

Además, la oferta se limita a lo que ofrece el banco. 


2. A través de un bróker hipotecario

Esta suele ser la vía más efectiva para acceder a una hipoteca sin contar con unos ahorros previos.

El bróker hipotecario es un intermediario financiero que se encarga de investigar y encontrar las hipotecas más baratas basándose en tus características. Además, también negocia en tu nombre las mejores condiciones.

Este perfil conoce el sector inmobiliario desde dentro y sabe qué bancos estarían dispuestos a conceder una hipoteca al 100% aunque, a priori, no lo publiciten abiertamente.

El bróker te cobrará entre el 1% y el 5% del capital de la hipoteca que te haya conseguido, pero solo le pagarás si eliges una de las opciones que te ofrece.


3. Negociar si se tiene un buen perfil

Los bancos que ofrecen hipotecas a personas sin ahorros asumen un riesgo alto. Por ello, pedirán que el perfil sea solvente para concederla. Eso implica tener un trabajo estable, antigüedad en el mismo, un contrato indefinido y un sueldo alto.

Si cumples esas características, aunque no tengas dinero ahorrado, puedes negociar directamente con el banco para intentar que te concedan una hipoteca al 90% o al 100%.


Por otro lado, algunas entidades bancarias ofrecen una hipoteca para jóvenes sin ahorros menores de 35 años, cubriendo más del 80% de la compra de la vivienda, si tienen un trabajo estable y sus ingresos son suficientes para abonar las cuotas sin problema.

4. Un tercero como aval

Si el banco no cede en la financiación de más del 80%, aportar un aval para la hipoteca podría hacer que finalmente te la acepten.

Eso sí, esto supone poner en riesgo el patrimonio de la persona avalista. Por ello, es esencial valorar si es una buena opción o no. 

Si finalmente se opta por hacerlo, se aconseja añadir una cláusula que libere al avalista en cuanto quede por pagar el importe equivalente al 80% del valor de la casa.

5. Con un valor de tasación más alto que el de compraventa

Aunque esto no depende en absoluto de ti, hay que mencionar esta posibilidad como otra de las maneras de lograr una hipoteca sin ahorros.

Como sabemos, en el momento de pedir una hipoteca, los bancos exigen la tasación de la vivienda. Esto supone que un tasador haga una comprobación del estado de la misma y determine su valor real en el mercado, teniendo en cuenta diversos factores:

El valor aportado tras la tasación puede no coincidir con el de la compraventa, pero el banco normalmente financia el 80% del valor más bajo entre ambos. Sin embargo, hay entidades que solo ofrecen el 80% de financiación sobre el valor de la tasación.


En esos casos, esto significa que si el valor de la tasación es mayor que el de la compraventa, el préstamo te va a cubrir un importe mayor de la compra de la casa. Por ello, la entidad podría estar abierta a negociar una hipoteca al 90% o, incluso, del 100%.

Por último, sin importar por cuál de las opciones mencionadas se opte, para pedir una hipoteca sin ahorros es esencial contar con un buen historial crediticio y no estar incluido en una lista de morosos.

Bancos que ofrecen hipotecas al 100%

Es muy complicado que una entidad ofrezca una hipoteca al 100%, ya que son muy arriesgadas.

Sin embargo, a día de hoy, aunque abiertamente ningún banco promociona la hipoteca sin entrada, los hay que se aproximan y cuyas condiciones pueden ser negociables.

Dichos bancos son los que siguen:

  • Banco Santander: Esta entidad cuenta con una hipoteca al 100% para adquirir viviendas de su cartera. Pero, además, también concede la Hipoteca Joven, con la que ofrece un 95% del valor de tasación (en adelante “VT”) o de la compraventa. Este producto es para clientes de máximo 35 años (aunque deben aportar un aval durante los primeros 5 años de la hipoteca. Existe una versión fija (3,89% TIN) y una variable (euríbor  +0.69%).
  • Ibercaja. Este es otro banco que facilita el acceso a una hipoteca para jóvenes sin ahorros (para menores de 35 años). Cuenta con el producto Hipoteca Vamos Joven que puede conceder hasta el 95% del VT o compraventa de la casa. En su versión fija tiene un tipo de interés del 3,25% TIN y en la variable de euríbor +0,0%.
  • Kutxabank. Aunque no concreta hasta qué porcentaje puede llegar a ofrecer, si reconoce que es posible subir del 80%. Su hipoteca puede ser a tipo variable (euríbor +0,49%) y a tipo fijo, pero no concreta tampoco qué interés es el que cobra actualmente en ese caso.
  • ImaginBank. Esta entidad ofrece hasta un 90% del VT o compraventa en su Hipoteca a Tipo Fijo, con un interés del 3,4%. TIN. Esta hipoteca es para todos los públicos.
Calcular mi precio con oferta Calcular mi precio con oferta